¿Produce la psicoterapia cambios en el cerebro?

cerebro

Desde hace tiempo se tiene constancia de que las terapias psicológicas pueden ayudar a cambiar nuestras creencias, pensamientos, estados afectivos, emociones y patrones de conducta, pero poco sabemos sobre los mecanismos cerebrales que subyacen a esos cambios.

Las técnicas de neuroimagen y la creciente conciencia sobre la plasticidad cerebral están convirtiendo a los efectos neurobiológicos de las terapias psicológicas en un tema de interés.

Los avances en la neuroimagen funcional, han hecho posible el estudio de los cambios a nivel cerebral en el cerebro humano vivo. De esta manera, se pueden detectar cambios en los patrones de activación cerebral asociados a cambios en el aprendizaje de la persona.

Aunque la efectividad de la psicoterapia ha sido ampliamente demostrada, los mecanismos biológicos mediante los cuales ejerce un efecto sobre el funcionamiento cerebral de la persona y su comportamiento, continúan siendo desconocidos. La evidencia actual respalda consistentemente la existencia de cambios en los patrones de activación cerebral después de la implementación de terapias psicológicas efectivas.

La controversia acerca de las interacciones entre mente y cuerpo se remontan al año 400 AC, cuando Hipócrates sugirió que los pensamientos, sentimientos, percepciones y elecciones eran actividades originadas en el cerebro, desde entonces, Son múltiples las investigaciones en animales y humanos que refutan los modelos antiguos que consideraban al cerebro como una estructura rígida, aceptándose que los patrones neuronales que subyacen a los comportamientos y emociones evolucionan, al igual que la interpretación de la realidad y la subjetividad, desarrollándose y transformándose bajo diversas influencias, incluyendo la relación psicoterapéutica con su contenido verbal y no verbal.

Los estudios científicos que han tenido como objetivo comprobar los efectos de la psicoterapia en el cerebro, han concluido que la psicoterapia produce cambios a nivel de las tasas metabólicas neuronales, a nivel neuroquímico (en especial los niveles de serotonina) y en la estimulación de la plasticidad neuronal.

No obstante, se podría estar confundiendo los cambios a nivel cerebral que suceden durante el tratamiento con los cambios que son consecuencia del tratamiento. Los avances de las técnicas de neuroimagen cerebral que permitan mediciones más continúas y precisas del proceso terapéutico, quizás aporten datos más esclarecedores sobre los mecanismos de acción a nivel neuroanatómico.

Referencias.

Iragorri, A.M., Rosas, L., Hernández, G. y Orozco-Cabal, L.F. (2009). Efectos neurobiológicos de la psicoterapia Iragorri. Revista Med, 17 (1), 75-80.

Vázquez Rivera, S., Gómez Magariños, S. Y González-Blanch, C. (2010). Efectos en el cerebro de los tratamientos psicológicos eficaces en los trastornos de ansiedad: Una revisión sistemàtica. Actas Españolas de Psiquiatria. 38(4), 239-248.