¿Qué es el ciclo de la violencia de género?

En el artículo anterior comenté algunos de los mitos más frecuentes sobre la violencia de género. Una de las cuestiones que parece importante abordar de una manera más pormenorizada es porqué las mujeres a menudo aguantan tanto tiempo en estas relaciones abusivas, y es que como veremos a continuación éstas se ven presas en una compleja situación que mezcla episodios de violencia y no violencia.

Fases del ciclo de la violencia.

El carácter cíclico de la violencia ayuda a explicar por qué muchas mujeres no salen de esta situación y la viven durante muchos años. La violencia generalmente no es constante, y se acompaña por actitudes de arrepentimiento y cariño.

Lenore Walker (2000) desarrolló el modelo del ciclo de la violencia para explicar las fases por las cuales pasan las parejas cuando la violencia está instaurada en su relación.

ciclo-de-la-violencia (1)

  • Fase de acumulación de tensión.Aumenta la tensión en la pareja, la persona agresora, a menudo, se vuelve más crítica y aumentan sus dudas sobre las posibilidades de que su pareja le abandone o de que le esté engañando. Estos ataques suelen ser vistos por la mujer como episodios aislados que puede controlar y que acabarán por desaparecer. Todo esto hace aumentar la tensión que conduce a episodios de amenazas e insultos. La víctima puede pensar que la situación cambiará intentando diferentes estrategias para calmar a su pareja.
  • Fase de explosión o agresión.La situación estalla en forma de agresiones físicas, psicológicas y/o sexuales. En este marco, la mujer comienza a reconocer que la agresividad de su pareja aumenta independientemente de los intentos que ella haga por calmarle.
  • Fase de calma, reconciliación o luna de miel.El agresor pide perdón a la mujer, le dice que está muy arrepentido y que no volverá a pasar. Utiliza estrategias de manipulación afectiva para intentar que la relación no se rompa, como darle regalos, hacerle promesas o mostrarse cariñoso. Muchas veces la mujer cree que el agresor realmente quiere cambiar y le perdona. Esta situación que se puede prolongar durante años puede provocar confusión en la mujer, pues las recompensas le hacen recordar el periodo inicial de la relación cuando no había violencia. La persona que agrede sabe que excedió los límites y trata de arreglar la situación. Por lo tanto, busca convencer a la víctima de que ella es la única que puede cambiarle y de que el amor lo arreglará todo.

La resistencia de la mujer dentro del ciclo de la violencia.

A pesar de la utilidad del modelo del ciclo de la violencia para entender la estructura sumisión-dominación en la cual la parte dominante ejerce control por medio de la violencia sobre la otra parte que se queda sin salida para escapar. Posteriores análisis como el de Leonor Cantera (2013) destacan que la presentación de este esquema teórico no muestra los posibles momentos de resistencia y cuestionamiento en los cuales las víctimas buscan activamente oportunidades de cambio

Por lo tanto, es necesario un enfoque que reconozca la capacidad de resistencia de las personas que sufren maltratos y de la urgencia en concebir a esas personas como sobrevivientes y no solamente como víctimas.

 

Alencar-Rodrigues R. y Cantera, L.M. (2013). Intervención en violencia de género en la pareja: el papel de los recursos institucionales. Athenea Digital, 13(3), 75-100.