¿Qué es el Shiatsu?

El shiatsu es una terapia manual japonesa basada en los principios de la Medicina Tradicional China. Mediante presiones en determinados puntos, efectuadas básicamente con el pulgar o la palma de la mano, el shiatsu logra equilibrar el flujo energético, o Ki, que recorre los meridianos, canales energéticos distribuidos por todo nuestro cuerpo. Estos meridianos se relacionan cada uno de ellos con un órgano o una víscera, así como con las diferentes funciones de nuestro organismo, incluyendo, en correspondencia con cada órgano, aspectos emocionales como la ira, la tristeza, el miedo o la obsesión (en su aspecto mental de pensamiento repetitivo y reiterado).

Según la Medicina Tradicional China, la relación entre los distintos órganos y nuestras emociones es de interacción mutua. Por ejemplo, un hígado que esté bloqueado a nivel energético, provocando una sintomatología inicialmente física (nauseas, fatiga, desarreglos digestivos, boca amarga, etc), se puede manifestar emocionalmente como ira , rabia, propensión al llanto, o fluctuación del ánimo, entre otras cosas . Y a su vez, en un periodo en el que por causas diversas nos vemos sometidos a situaciones que provocan frustración, rabia o ira reprimidas, se puede acabar alterando nuestra función hepática si se prolongan en el tiempo y no se solucionan , Mediante el trabajo con shiatsu, conseguimos reconocer dónde se ha producido el bloqueo energético, pudiendo equilibrar de esta manera todo nuestro organismo.

Somos un todo integrado e indivisible y nuestro cuerpo refleja el desequilibrio físico, mental o emocional que se produce cuando nuestros diferentes sistemas entran en conflicto. El shiatsu presiona, estira, balancea y va soltando y liberando nuestro cuerpo hasta lograr una profunda sensación de armonía y serenidad , así como el progresivo equilibrio de nuestra energía, que se traduce en salud y bienestar físico y emocional.