¿Qué es el síndrome del impostor?

¿Alguna vez has tenido la sensación de no ser tan capaz como las demás personas creen?

¿Alguna vez has pensado que tus logros académicos y laborales han sido debidos exclusivamente a la buena suerte o la casualidad?

A esta sensación de no estar nunca a la altura, de no ser lo suficientemente buenas, competentes y capaces. Der ser un fraude o una impostora, es lo que se ha llamado el síndrome del impostor.

Las personas que sufren esta sensación son incapaces de asimilar sus logros y tienden minimizar y subestimar el éxito.

Desde esta postura asumes que tus éxitos son debidos a factores externos como la suerte, nunca lo achacas a factores internos como las propias capacidades o el esfuerzo invertido.

¿A qué es debido?

Algunas de las posibles causas del síndrome del impostor son referidas a las pautas familiares que hemos recibido. El perfeccionismo, la crítica, la exigencia, la comparación en el seno de la familia de origen pueden ser un buen caldo de cultivo apara esta sensación.

¿Cómo puedes superar el síndrome del impostor?

Alguna manera de empezar a gestionar estas emociones y sentimientos que se han llamado el síndrome del impostor es:

-Escribir sobre estas emociones cada día durante un tiempo concreto.

-Hacer una lista de logros y fortalezas también a diario.

-Procurar no postergar por miedo al fracaso.

Todas estas acciones nos pueden ayudar a poder gestionar la problemática, no obstante, será necesario poder trabajar las dinámicas y mensajes que precisamente han originado la sensación de no merecer éxito y de no ser nunca suficiente a través de un trabajo terapéutico.