“Quiero ser como Beckham” – La Perseverancia


“No es la fuerza, sino la perseverancia de los altos sentimientos la que hace a los hombres superiores” Nietzsche
La perseverancia nos ayuda a confiar en nuestras propias capacidades, a construirnos poco a poco y formarnos como personas, pero esto exige esfuerzo y constancia.
A veces nos cuesta fijarnos objetivos o nos cuesta seguir adelante por nuestros propios miedos internos o nos cuesta alcanzar las metas que nos hemos fijado cuando vemos que la recompensa de esas metas está lejos.
Un ejemplo de perseverancia, de constancia, lo podemos ver en la película Quiero ser como Beckham. Que nos cuenta la historia de una chica hindú que desde pequeña ha tenido el sueño de jugar en un equipo profesional de fútbol y como éste sueño entra en conflicto con las expectativas que la familia y la comunidad tienen puestas en ella.

Todos hemos sufrido en algún momento de nuestra vida la represión cariñosa, o no, de la familia. Todos hemos sufrido por tener la necesidad de decepcionar a nuestros padres para poder perseguir nuestros sueños imposibles o posibles. Es lo que nos muestra con claridad está película, debemos apoyarnos en las cosas positivas que poseemos y potenciarlas para poder superar nuestros miedos y dificultades pero sobretodo para no permitir que nos invadan las limitaciones que nos quieren poner los demás.