San Valentín

A la mayoría de personas nos gusta sentirnos especiales a los ojos de nuestra pareja. A la mayoría nos gusta recibir un detalle y cuando esto pasa nos alegramos. Hoy es San Valentín, una fecha señalada que cada año es objeto de críticas, la tachan de comercial…lo es…y tampoco pretende ser otra cosa.
A veces nos perdemos en polémicas, en comparaciones con otras fiestas, en discusiones sobre si se debe celebrar o no…y mientras discutimos estamos desvirtuando la invitación implícita en la fiesta misma: celebrar el amor.
Como terapeuta de pareja defiendo y promuevo la construcción de la relación amorosa día tras día, el vínculo afectivo es un trabajo constante que necesita un cuidado a diario pero también promuevo los actos amorosos, vengan de donde vengan. ¿No podría ser San Valentín un pretexto más, una de las 365 ocasiones que tenemos en un año para recordar al otro que le queremos y es especial para nosotros? ¿No podemos tomar San Valentín como un recordatorio colectivo que nos sugiere ideas para hacer sentir único a quien amamos?
Aunque prefiero los recordatorios diarios y no soy “fan” de las fechas señaladas, al recibir hoy una sorpresa (muy grata) de San Valentín me he sentido muy querida.


Que alguien haya tenido el detalle de salir de su tradición (San Jordi) y abrazar la mía o la de mi cultura (italiana) me parece un gran gesto de amor y si el pretexto ha sido San Valentín…bienvenido sea.
Hacía años que no celebraba San Valentín..si este día, estas sorpresas nos pueden proporcionar una emoción y una sonrisa…adelante ¿no?
¡Feliz San Valentín a todos!
Laura Contino
Directora del Centro