Ser y Estar

 

Edward Hooper. Habitación de Hotel 1931

El pasado lunes, en el programa catalán El món a Rac 1, presentado por Jordi Basté, éste entrevistaba a Oriol Jonqueras, líder de Esquerra Republica de Catalunya (ERC). En una de las preguntas, el entrevistado contestaba: “ La condición de ser es permanente y la condición de estar depende del momento. Yo soy catalán y ahora estoy independentista”.

SER Y ESTAR. Dos verbos imprescindibles en los procesos de Coaching. SER, pertenece a nuestra esencia, forma parte de nuestros valores, de nuestras raíces y de toda la experiencia que nos han aportado nuestras vivencias. Es algo tan grande y tan nuestro y a veces tan íntimo, sobre lo que nadie puede valorar ni pronunciarse. Nunca nos lo pueden arrebatar y si alguien intentara hacer algo contra nuestro SER, nos sentiríamos profundamente heridos y atacados. Si esto sucede, daría paso a una reacción que en ocasiones puede resultar inapropiada.

 

Por otra parte, el verbo ESTAR define la temporalidad , algo que pertenece en ocasiones, a las circunstancias que nos han tocado vivir pero que nos define sólo por el instante y por la circunstancia. Es decir, puedo ser una persona muy agradable y simpática pero hoy estoy estúpida porque me ha pasado tal cosa. El verbo ESTAR no invalida mi condición de SER y al revés.

¿Qué es lo que pasa?

Muchas veces, nos limitamos al pensar, que lo que “estoy” en un momento determinado por una situación a veces no deseada, es lo que siempre soy.

Esta situación me incomoda pero reitera de algún modo aquello que a lo mejor no me gusta y esto hace que entre en crisis, ya que hay una disonancia entre quien soy, lo que hago y siento en un momento dado.

Un proceso de Coaching te ayudará a identificar quien eres y también a descubrir lo que puedes conseguir siendo quien eres. Con confianza, identificado aquello que puede ser un obstáculo, aprendiendo a aprender y/o desaprender y a valorar las circunstancias aunque sean adversas.