Qué es el sexo tántrico

Qué es el sexo tántrico

El sexo tantrico para poder definirlo de una forma “rápida” se podría decir que se entrelaza la sexualidad con la espiritualidad. Es no sentir prisa en el arte amatorio. Puede llegar a durar hasta 4 horas en los amantes expertos.

En la cultura occidental se centra la atención en los genitales y en el objetivo de conseguir el orgasmo, en cambio en las orientales se centra la atención en los aspectos sensuales, sensoriales, de intimidad, de conexión, espirituales y de meditación compartida.

En esta corriente el orgasmo no es el objetivo, y se retrasa de forma consciente para estar más tiempo realizando el sexo.

Se cuida el ambiente ya que también es protagonista de este encuentro; luces tenues, velas, incienso…

Los amantes dedican un tiempo extenso a estimularse antes de la penetración. La mirada a los ojos ocupa un lugar importante en este “ritual, después sensuales caricias por todo el cuerpo sin tocar genitales, posteriormente y incorpora la caricia en esta parte. Y es la mujer la que decide el momento de la penetración, que será lento y suave. Los movimientos son mínimos y muy sutiles, a veces sólo se mueve la musculatura de la vagina o del pene mediante contracciones.

Una de las protagonistas de este “vals” es la respiración, la cual la pareja la realiza de forma armónica y acompasada, inhalan y exhalan a la vez. Mientras tanto concentran su atención en la energía que brota dentro de ellos. Es decir existe una gran consciencia de lo que pasa dentro de sus cuerpos y se “recrean” en vivirlo con todos los sentidos.

Dentro del juego también puede haber movimientos más rápidos y profundos pero se disminuirán o pararán si el orgasmo del hombre está cerca. Para que vuelva a conectar con una calma consciente.

Cuando deciden llegar al orgasmo se agradecen este momento tan presente.

Con esta narrativa no quiero decir que el sexo “más tradicional” sea peor, sino que los objetivos y el tiempo son diferentes. Como siempre digo, si tiene un abanico muy amplio de recursos sexuales (masajes, juguetes, películas, novelas eróticas, fantasías sexuales, cinco sentidos, sexo tantrico…) serás libre de elegir, tu sexualidad será muy rica y posiblemente el deseo estará más activado.