¿qué significa sex-positive?

¿Que significasex-positive las palabra “sex-positive” para mi?

Sex-positive es una filosofía constructiva de la sexualidad (no es algo estático, sino que la forma y expresión como la vivimos puede ir cambiando con nosotros, “se va construyendo con nosotros”). Es percibir la sexualidad desde una visión amplia (existe desde que estamos en el útero de nuestra madre, hasta que nos muramos). Teniendo esto en cuenta la sexualidad es mucho más que el coito. No se puede separar la sexualidad de las personas (somos seres sexuales)

La idea de esta filosofía es que cada persona expresa su sexualidad de una forma única, pero todas a la vez son respetuosas, teniendo en cuenta que desde la libertad puede hacer todo lo que quiera, no sentirse obligado a hacer nada que no quiera hacer y siempre desde la comunicación y el respeto y el sexo seguro.

 

La importancia del movimiento Sex-Positive

Es un movimiento que intenta reivindicar la importancia de la sexualidad desde una visión sana, placentera, que nos enriquece a nivel individual y en relación con otras personas. Otro aspecto importante de esta visión es la actitud respetuosa hacia todas las expresiones sexuales, teniendo en cuenta el respeto hacia uno mismo y hacia el compañero/a sexual.

Sexo Positivo es considerar básica la educación sexual desde la infancia, dando importancia a que es una experiencia placentera y la formación es imprescindible para realizar un sexo desde una conducta segura. Conocer nuestro cuerpo, y nuestra sexualidad ayuda a conocerse, a respetarse, a compartirse con otra persona (respetándose a uno mismo y al otro/a) Y el conocimiento da la posibilidad de adquirir un espíritu crítico y la libertad de elección.

Trabajo haciendo terapia sexual y las personas o parejas que acuden a sesión tienen una visión de la sexualidad donde aparecen conceptos como ; dolor, sufrimiento, cuestionamiento, miedo, tensión, sensación de examen, metas a conseguir. Uno de los ejercicios que propongo al inicio, es cerrar los ojos y recordar un momento en el que eran pequeños (unos 5-7 años) en el que estuvieran jugando. Después de unos segundos en el que les dejo “jugando” , realizo preguntas del tipo:¿era un juego con reglas rígidas?; ¿se podía interrumpir en cualquier momento?; ¿era siempre igual o cada vez tenia aspectos diferentes?; ¿se podía jugar solo y en otros momentos en compañía?; ¿había posibilidad de jugar mal o equivocarse?; ¿cuál era el objetivo de jugar?;¿cómo se sentían al jugar?.

Si tú también has imaginado el momento que jugabas , supongo que habrás deducido las respuestas; no había reglas rígidas, si era necesario se podía dejar el juego a medias, o iniciarlo en el momento que se había parado, siempre habían matices diferentes pero si se repetía seguía siendo divertido, a veces jugaban solos y otras acompañados, no se planteaban ( y además no pasaba) la posibilidad de error o que fuera mal , el objetivo era pasárselo bien y el sentimiento era de placer, tranquilidad, diversión. En este momento es cuando yo explico que la filosofía del sexo también es jugar. Pero o no lo han aprendido o en algún momento de sus historias lo dejaron de hacer. En la terapia se trabaja desde conectar con esta sensación, aprender educación sexual, si es necesario habilidades o conductas que puedan mejorar su situación. En general es que interioricen la idea de sex-positive.

 

Si esta forma de ver y vivir la sexualidad positivamente se generalizara , las personas vivirían más conectadas, más en coherencia y más en paz con ellas mismas y con los demás. Repercutiendo en la autovaloración y en la relación con los otros/as.

 

sex-positive-2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eva Aguilar

psicoterapeuta y terapeuta sexual