autoestima

Leer más

Mutilados por Procusto

Procusto, según una leyenda griega, era un posadero con bastante malicia. Se dedicaba a martirizar a los pobres huéspedes que se acercaban a su posada. Primero les dejaba entrar y les daba una cama y después, mientras dormían, les ataba al lecho. Si el infeliz se salía de la cama le cortaba los miembros que(…)

Leer más

Atrapado por la rabia

Contaba un maestro que, cuando era niño, su carácter impulsivo lo hacía estallar en cólera a la menor provocación. Cuando esto sucedía, casi siempre se sentía avergonzado y se esforzaba por pedir disculpas a quien había ofendido. Un día su maestro, que lo vio dando justificaciones después de una explosión de ira a uno de(…)

Leer más

Desaprender para aprender mejor

Dice la leyenda que un estudiante acudió a la casa de un gran maestro Zen. Al llegar se presentó a éste, contándole de todos los títulos y aprendizajes que había obtenido en años de sacrificados y largos estudios. Después de tan sesuda presentación, le explicó que había ido a visitarlo para que le aceptara como(…)

Leer más

Aceptar el valor de un NO

El estrés tiene un motivo principal, y suele ser el abarcar demasiado, más de lo que es materialmente posible. Cuando sobrepasamos nuestras fuerzas, multiplicamos horas inexistentes y aceptamos demasiados compromisos lo podemos pagar con insomnio, ansiedad o problemas cutáneos o intestinales. Solemos asociarlo al trabajo, pero también es extensible a nuestra vida privada. Ahora que(…)

Leer más

El amor no siempre es romántico…

“Con lo buena que soy, todo lo que he hecho por él y lo bien que me he portado ¿no podía enamorarse?” Y la pregunta no era retórica, realmente quería saber por qué. No lo sé, nadie lo sabe. Es curioso que haya personas suficientemente ‘románticas’ como para creer que el amor lo puede todo(…)

Leer más

¿Más vale malo conocido que bueno por conocer?

La manera más fácil de superar una crisis es reconocer exactamente a que nos estamos enfrentando. Muchas veces no encontramos la solución porque estamos mirando en la dirección equivocada más o menos voluntariamente. Cuando algo nos duele es más fácil fingir que realmente eso no existe que mirarlo directamente. Es una estrategia mental arraigada en(…)

Leer más

Tomar una actitud ante las dificultades

A pesar de que las personas somos muy diversas, en general tenemos patrones para responder ante algunas situaciones en la vida. Por ejemplo, hay dos grandes grupos para diferenciar la respuesta que tenemos ante la dificultad, los problemas y el dolor: Los supervivientes: con frecuencia no se ven como tales. No tienen conciencia del incendio(…)

Leer más

5 claves para lucir un cuerpo de playa

Estamos a apenas unas horas de cambiar de estación del año. Y, con el inicio del verano, viene el bombardeo comercial de los medios que se encargan de ofrecernos imágenes de unos meses soleados repletos de felicidad y plenitud… Eso sí, siempre y cuando luzcas un cuerpo “danone”, perfectamente broceado, sin celulitis y “a la última” con los complementos de moda(…)

Leer más

Reconciliar ambición y realidad: aceptar

Un individuo iba paseando por el campo y se encontró un pastor. Por empezar una conversación con él, lo saludó y le preguntó: – ¿Qué tiempo crees que tendremos hoy, buen hombre? – Y el pastor le contestó: – El tiempo que yo quiero. – ¿Y cómo estás tan seguro que hará el tiempo que(…)

Leer más

No puedes, no sabes, no eres capaz

Imgina que tienes a este gigante encima tuyo que te repite constantemente “no puedes, no sabes, no eres capaz”, seguramente no podrás, o dejaras de intentarlo. Hay una frase que repito mucho e terapia que dice “cuidado con lo que te dices porque te lo puedes creer” Posiblemente es una voz que fue externa (alguna(…)

Leer más

Reconocer el abuso emocional

Puede que te pase con cierta frecuencia. Estás en compañía de ciertas personas y al final te vas con un mal sabor de boca. O mejor dicho, algo te molesta en la boca del estómago. Parece culpa o vergüenza, pero no sabes muy bien por qué. Esas relaciones no fluyen, siempre eres tú el que(…)

Leer más

¿Prefieres ser escorpión o rana?

Cierto día una rana estaba tomando el sol en la orilla de un río. Mientras disfrutaba de su siesta, se le acercó un escorpión que le suplicó con cara de pena: Amiga rana, necesito cruzar el río pero me es imposible nadar ¿Tú me podrías ayudar? Bueno, yo te ayudaría, pero es que creo que(…)