La mente de principiante.

 

 

La mente de principiante es uno de los principios fundamentales en los que se basa la práctica de minfulness o meditación, ¿pero qué significa?

En este caso se refiere a la capacidad de estar realmente presentes en nuestra vida y experimentar cada momento según va desarrollándose. Significa estar presente en la situación como si fuéramos una principiante, una niña. Aunque hayamos hecho esa actividad mil veces, en realidad es única. Esa actividad concreta en realidad es la primera vez que la realizamos.

Esta mente de principiante está caracterizada por ser abierta, curiosa, llena de posibilidad y capaz de mirar las circunstancias de la realidad en el presente y libre de preconceptos. Tener actitud de mente de principiante fomenta la creatividad y el equilibrio.

La actitud de experto, por otra parte, está llena de experiencias y preconceptos, es una mente cerrada con muy pocas posibilidades de plantearse nuevos caminos.

¿qué actitud eliges?