#preocupacion

El peso de tus pensamientos.

Leer más

El peso de tus pensamientos.

  Tal y como expliqué en el artículo anterior, tanto la preocupación como la rumiación forman parte de nuestro día a día. Son fenómenos habituales y en parte funcionales, ya que intentan acercarnos a encontrar y planificar soluciones a nuestros problemas. Aunque, a veces, empezamos a pensar de forma excesiva e incontrolable sobre nuestros problemas,(…)

¿De qué sirve preocuparse?

Leer más

¿De qué sirve preocuparse?

  Tanto la preocupación como la rumiación, forman parte de nuestro día a día. Nuestra cabeza salta incansable de un pensamiento a otro, como un mono inquieto salta de rama en rama en un árbol. De hecho, se calcula que a lo largo del día podemos llegar a tener unos 60.000 pensamientos. Buena parte de(…)

Leer más

El club de los adictos a las relaciones difíciles-Capítulo III- “Eternamente preocupados”

Una de las grandes dificultades para amar de forma sana es la de las personas “eternamente preocup@s por la relación”. Este tipo de perfiles se caracterizan por tener baja autoestima y poca confianza en los demás, idealizan a los otros, creyendo que son mejores que él/ella mism@. Por lo tanto crean relaciones de dependencia y(…)