El sentido del humor.

 

 

El sentido del humor es un recurso que bien utilizado nos puede ayudar a la hora de afrontar y superar nuestros problemas y dificultades. Se considera como componentes del sentido del humor el gusto por reír y hacer bromas, la capacidad para hacer reír a otras personas y una perspectiva positiva de la vida.

Todos tenemos un tipo de humor determinado que nos hace presentarnos a la vida de una manera particular y que, además, forma parte de nuestra imagen social.

Beneficios de un sentido de humor positivo.

El sentido del humor es curativo en sí mismo. Reírse de uno mismo amplía y transforma la percepción de la persona en cuestión y de sus circunstancias. El humor moviliza muchos músculos, masajea el diafragma donde suelen acumularse numerosas tensiones, oxigena la sangre y tonifica el sistema cardiovascular. La risa también activa el sistema inmunológico e incrementa la producción de endorfinas, las hormonas del bienestar además de, hacernos contactar con nuestra parte infantil.

Después de ver toda la lista de beneficios parece mentira que no nos riamos más, que incluso despreciemos la importancia de sonreír y de tomarnos la vida con sentido del humor, ¿qué ocurre para que perdamos nuestra capacidad innata para reírnos?

Mientras que un niño es capaz de reírse hasta 400 veces al día, el adulto más alegre no supera las cien, y la media se encuentra entre 20 y 30 ocasiones diarias, parece que vamos perdiendo nuestro sentido del humor poco a poco a medida que nos hacemos mayores. Hemos aprendido que la risa significa ser inmaduros y poco formales, además aparece la vergüenza y el temor al ridículo al qué dirán También nuestras experiencias vitales nos hacen ir modificando nuestro sentido del humor, dificultades, estrés, experiencias traumáticas y preocupaciones acaban por modificar nuestro humor.

La buena noticia es que podemos revertir el proceso, la risa se puede volver a aprender pero como cualquier otro ejercicio necesitamos practicarlo, cuánto más nos riamos más fácil será mejorar nuestro sentido del humor y promover más risas.

¿Te animas a ejercitar tu sentido del humor?