El malestar, la punta del iceberg en el proceso de terapia.

  Por lo general, cuando una persona decide iniciar un proceso terapéutico lo hace porque su malestar empieza a ser muy acentuado y suele buscar alivio a sus síntomas. Los síntomas que podemos ver en terapia pueden ser de muy distinta índole como taquicardias, temblores, opresión en el pecho, apatía, adicciones, etc. Los síntomas que(…)