Una experiencias que puede cambiarte

Tener un hijo es una de las experiencias que más puede cambiarte.

Mano_de_padre_e_hijo

 

 

 

 

 

En el momento que nace un bebé , nace una madre y un padre. Roles que se van a ir aprendiendo a medida que la relación y la convivencia van avanzando.
Es una experiencia con mucha carga emocional, en muchos momentos muy intensa. Y en la que es necesario seguir aprendiendo de los demás pero más aún de uno mismo.
Es una gran oportunidad para conectar con nuestro “niño/a”, volviendo a jugar, disfrutando de los pequeños detalles, practicando nuestra creatividad, viviendo el presente.
Nos ayuda a entender a nuestros progenitores, a veces es útil para hacer las paces con aquellos aspectos que no entendimos.
Pero también nuestros hijos nos dan la oportunidad para practicar y mejorar en diferentes habilidades; como la negociación, resolución de problemas, el humor, la empatía, la expresión emocional, la argumentación, la paciencia, la coherencia entre lo que dices y lo que haces…
Y cada día uno/a aprende. Por suerte si a veces no sale cómo te gustaría, tus hijos repetirán la conducta para darte la oportunidad de volver a intentarlo.

¿Qué ha significado para ti? ¿Qué has aprendido gracias a ellos?
Encontré hace un tiempo una canción de Manolo García “del Bosque de tu Alegria” que habla sobre lo que significa tener un hijo

 

Del Bosque de tu Alegría(Manolo García) Duración: 4’32’‘

Porque de ti volví a aprender el nombre de las cosas.
Porque de ti volví a aprender lo necesario.
Pan, casa, destino, camino.
De ti volví a aprender. Del bosque
de tu alegría. De manos
de tu sereno misterio.

Quedaba mucho por hacer:
arreglar la huerta,
hablar con los perros,
pasear por las orillas del otoño.
Quedaba mucho por hacer.
Quedaba mucho.

Porque de ti volví a aprender lo necesario.
A prescindir de lo inútil,
que nada es precario.
Del brillo de tus ojos
a disfrutar el tiempo lento.
Y cuatro cosas útiles de tu gesto cierto.
Y muchas cosas más de ti aprendí.
Y quedaba mucho por hacer.

A tirar el lastre, de eso que es la existencia.
Del tráfico, del peso de los lunes.
Gris, cielo, hoguera, camino.
De películas malas.
A robarle el tiempo al minutero

que los relojes matan el tiempo.Quedaba mucho por hacer:
recoger los sueños en las noches frías
como cuando no hay peces recojo las redes vacías.
Quedaba mucho por hacer.
Quedaba mucho.Aprendí a sumar lo lógico y lo incierto.
A poner la mesa.
Aprendí a tolerar la presencia necesaria
de las arañas.
Aprendí a soportar sólo lo soportable.
Y quedaba mucho por hacer,
rechazar el tedio, luchar contra él.
Y quedaba mucho por hacer.

Limpiar de malas hierbas el prado,
arrancar las rejas y cercados.
Hacer montones: perros con gatos.
Hacer montones: soles y estrellas.

Borrar las señales de vuelo
para que los pájaros sean dueños del cielo.
Y quedaba mucho por hacer…
Y quedaba mucho por hacer…
Y quedaba mucho por hacer…
Y quedaba mucho por hacer…

 

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=M8iAoYNFjhw