Stephen Porges advierte de las nefastas consecuencias psicológicas del “trauma severo” a nivel mundial por el Coronavirus

El pasado 7 de abril entrevistaron por skype la Razon a Stephen W. Porges, neuropsicologo. Uno de los pioneros que nos explica de la teoría Polivagal.

Teoría muy interesante y casi de lectura obligada a psicolog@s, medic@s, profesorado…. para poder entenderla reacción de las personas y poder ayudarles.

Libros como :

GUIA DE BOLSILLO DE LA TEORIA POLIVAGAL: EL PODER TRANSFORMADOR DE SENTIRSE SEGURO

STEPHEN W. PORGES; APLICACIONES CLINICAS DE LA TEORIA POLIVAGAL: EL NACIMIENTO DE LAS TERAPIAS INFLUENCIADAS POR LA TEORIA POLIVAGAL

Nuestro cuerpo está muy preparado para poder saber si una situación, escena o persona son peligrosas o no, con el objetivo de poder reaccionar rápidamente para la supervivencia. Esta gran misión la gestiona el Sistema Nervioso Autónomo (durante el día a día en muchas de las funciones del nuestro organismo como la respiración, va fluctuando entre S.N.SIMPATICO (acción) o S.N.PARASIMPATICO (relajación).

Si una situación nuestro cuerpo la percibe como no peligrosa se activa el sistema nervioso Parasimpatico (vago ventral), si la valoración como peligrosa será el Simpático el que reaccionará para conseguir energía con el fin de huir, atacar o reaccionar a la fuente de peligro. Si no podemos hacer ninguna de estas acciones pasará el mando al S. N. Parasimpatico (vago dorsal) llegando a desactivarnos, schock o desmayo.

Por lo que ante situaciones de peligro Nuestras respuesta pueden pasar por la huida, el ataque/defensa, pedir ayuda o quedarnos en estado de Schok.

Porges habla desde esta perspectiva en este momento vital que el protagonista es el COVID-19, en el que el enemigo es algo que no vemos .

Actualmente con la situación del Coronavirus, Porges comenta en la entrevista:

–¿Cómo anda nuestro sistema nervioso?

–Estamos programados para conectar con otros, interpretar sus gestos faciales y su tono de voz. Nuestro sistema nervioso demanda una interacción cara a cara y ahora nos encontramos con que es peligroso estar cerca incluso de aquellos a los que conocemos bien, porque no sabemos si son portadores del virus. La violación de esas expectativas de seguridad significa directamente una amenaza severa. A nuestro sistema no le gusta «no saber», así que parte del problema con el Covid-19 es que estamos llenos de incertidumbres; no sabemos quién lo tiene, si los síntomas serán graves si lo cogemos, si sobreviviremos, cuánto va a durar la cuarentena… No podemos ni interactuar con otros ni tener certezas, dos necesidades básicas. Estamos en un estado neurofisiológico muy extraño que a nuestro cuerpo no le gusta nada.”

Le realizan otras preguntas como;

–¿Cuál es la reacción primaria a ese miedo?

–¿Y tampoco podemos calmarnos mutuamente?.

–Usted dice que ahora debemos comunicarnos a un nivel más primitivo. ¿Cómo?

¿Se puede considerar un trauma esto que estamos viviendo?

Si quieres leer la entrevista completa puedes ir al siguiente link

Eva Aguilar

Psicóloga general sanitaria, psicoterapeuta y terapeuta sexual