acupuntura y shiatsu

Dentro de la particularidad del Centro Dendros y su propuesta de tratamiento multidisciplinar, las terapias naturales y la medicina tradicional son una herramienta más para apoyar a las personas en su proceso.

La acupuntura forma parte de la Medicina Tradicional China (MTC) que con más de 3000 años de antigüedad, ha conseguido introducirse en occidente con el reconocimiento de organizaciones como la OMS y la confianza de cada vez más terapeutas y pacientes.

La MTC trata a la persona como una unidad y habla de síndromes, conjunto de signos y síntomas que abarcan los diversos aspectos en los que se manifiesta el desequilibrio, ya sean en relación a un órgano o víscera, y por tanto más físicos, o en el aspecto más emocional,/mental, siendo especialmente efectiva en casos de depresión, trastornos de ansiedad, alteraciones del ánimo, insomnio, etc.

Con la acupuntura se pueden solventar y mejorar un amplio cuadro de patologías y actuar de manera preventiva en la aparición de muchas de ellas. Asimismo, mantiene la salud, la estabilidad emocional y el estado energético óptimos para afrontar el día a día con el bienestar y el ánimo necesarios.

El shiatsu es una terapia manual japonesa basada en los principios de la Medicina Tradicional China.

Mediante presiones en determinados puntos, el shiatsu logra equilibrar el flujo energético, o Ki, que recorre los meridianos con los que trabaja la acupuntura. Estos meridianos se relacionan cada uno de ellos con un órgano o víscera, así como con las diferentes funciones de nuestro cuerpo, incluyendo, en correspondencia con cada órgano, aspectos emocionales como la ira, la tristeza o el miedo.

Trabajando con shiatsu conseguimos reconocer dónde se ha producido el bloqueo energético, pudiendo equilibrar de esta manera todo nuestro organismo.

Somos un todo integrado e indivisible y nuestro cuerpo refleja el desequilibrio físico, mental o emocional que se produce cuando nuestros diferentes sistemas entran en conflicto.

El shiatsu presiona, estira, balancea y va soltando y liberando nuestro cuerpo hasta lograr una profunda sensación de harmonía, equilibrio y serenidad.