Ser uno mismo es cosa de héroes

 

 

Después de ver este video estoy corriendo a comprar el libro de memorias de Lidia Yuknavitch , “The chronology of water”.

Os invito a descubrir el increíble testimonio de esta mujer que nos da una clase de fortaleza, creatividad, humildad, y una grandísima capacidad de aceptación y compromiso con la propia forma de ser.

Lidia nos enseña la belleza de ser diferentes, inclusive “inadaptados“, una categoría de hecho establecida más para mantener una cómoda y manejable uniformidad social que para el bienestar del individuo.

A pesar de todas las dificultades y la dura biografía a la que se tuvo que enfrentar chronologyesta ex nadadora profesional, Lidia emerge de las aguas y supera las olas altas de la vida una y otra vez.

Su punto de fuerza y de apoyo es la convicción de que siempre, siempre, tenemos la posibilidad de reinventarnos, y que la belleza de cada uno consta en su unicidad en cuanto ser humano, con todas sus debilidades.

Lidia comparte con una sensibilidad y sinceridad conmovedoras la historia de alguien que tantas veces estuvo muy cerca del fracaso completo así como de la gloria, pero que siempre escogió ser si mismo y convivir con las consecuencias de esta hermosa y no por ello fácil elección.

Hace algunas semanas en este espacio os hable de la idea de autoapoyo, la capacidad para apoyarse y sostenerse en uno mismo, como una de las maneras más completas y profunda de quererse.

Creo que la historia de Lidia es un grandísimo ejemplo al respecto.