-¡¡Tú no tienes razon !!

-¡Tú no tienes razon!!
– ¡El que estás equivocado eres tú!.
-¡mientes!
Estas Frases y muchas otras similares se oyen en las discusiones. Además de ser frases muy tajantes y con una gran carga emocional, también suelen venir acompañadas de una dificultad de poder escuchar el punto de vista del otro.
¿Pero y si….los dos miembros de “la lucha” tuvieran razón? ¿es posible que hayan dos realidades muy diferentes pero a la vez posibles?
Incluyo una imagen de Octavio Ocampo. Obsérvala durante unos segundos….
Quizá hayas visto dos ancianos mirándose, o quizá dos mexicanos tocando uno la guitarra y el otro con las manos levantadas, pero también podías haber percibido una copa. Todas las opciones son posibles, ninguna es más correcta que la otra.
Hace unos años, mi primer encuentro en la psicología con el concepto de “relatividad” fue en una asignatura que querían explicarnos un tema y el docente empezó la narrativa diciendo algo así como ; “según el autor X la explicación de este tema sería esta …”; pero según el autor R la explicación sería esta otra…..” y según la Dra. T los argumentos serían totalmente opuestos a los dos anteriores, sería….”. Ante esta variedad de opciones me quedé inútilmente esperando que nos dijera cual era la “realmente correcta”, como estaba acostumbrada en mi historia formativa, EGB, BUP y COU, e incluso en mi vida en general. El profesor continuó hablando de otro tema. Al final lo que aprendí con sorpresa fue que todos podían tener “su razón” y que ninguno estaba equivocado.
Posteriormente el concepto de realidad fue perdiendo fuerza, hasta quedar en la expresión de “esta es su realidad” y ver que hay tantas realidades como personas. El acontecimiento que vivan varias personas puede ser el mismo, pero cada uno le dará su interpretación (que no voy a entrar en qué hace que uno interprete de una forma y otro de forma desigual, ya que podría ser otro artículo). Una de las frases que a mí más me han ayudado es la de “¿Y esto qué significado tiene para ti? (así me evito incluir mi interpretación)
En terapia puedes encontrarte tres posibilidades;
Por un lado puede haber personas que crean que “ellas tienen razón” y sus familiares o amigos están todos equivocados.
Otra posibilidad que me he encontrado es la persona que se autocritica, que dice de ella misma que no tiene criterio cuando ve que ante un mismo tema puede oír dos argumentos y no saber hacia cual decantarse porque considera que pueden valer ambas.
Los más doloroso es cuando la propia persona duda de sus propias percepciones, y en la terapia dicen expresiones del tipo “yo lo veía así, pero es que realmente él (ella) tenía razón” Y llevan a dudar de lo perciben, de su forma de ver la situación.
Si pudiéramos tener en cuenta que pueden haber dos “realidadades reales” muchas de las discusiones disminuirían.
Eva Aguilar
psicoterapeuta