Vegetal o Antorcha

Después de un día intenso de visitas y reuniones estaba tomando una copa con mi amigo y psiquiatra del Centro Dendros, el Doctor Álvaro Muro, cuando nos adentramos en unas reflexiones sobre el tiempo y las energías que dedicamos al trabajo.

 

Las personas que tenemos la suerte de dedicarnos profesionalmente a unos temas que nos apasionan, a veces no tenemos claro dónde está el límite entre la pasión y el exceso. 

Fue en este momento que el Doctor Muro me hizo la pregunta que quiero compartir con vosotros:
“¿Que es mejor vivir 100 años como un vegetal, tranquilo, despacio y aburrido o 50 como un antorcha desprendiendo luz?”
No supe que contestar, estaba claro que la pregunta así formulada sugería la respuesta rápida de “¡¡¡Antorcha, antorcha!!!” y más teniendo en cuenta mis rasgos de personalidad pero creo que, como todo en la vida, la respuesta muchas veces la encontramos en un justo equilibrio.
Ya en el siglo IV a.c Aristóteles sostenía que “la virtud está en el punto medio”…lo difícil es determinar dónde está el punto medio para cada persona.
Creo que el camino a recorrer es aprender a escuchar nuestro cuerpo y descifrar sus mensajes: si le hacemos caso el siempre nos señala cuando se está acabando la pila del antorcha antes que se apague la luz o cuando estamos en un estado de apatía tan grande que necesitamos retomar ilusiones y proyectos nuevos para no acabar del todo en un estado vegetativo.
En fin, la idea es que el trabajo es solo otra faceta de nuestra vida donde se refleja nuestra forma de ser y nuestras necesidades del momento…solo hace falta escucharnos.
¿Y tú? ¿En qué momento estás respecto a las energías que inviertes en tu trabajo? ¿Antorcha o vegetal? ¿Necesitas descansar y recargar pilas o apasionarte con nuevos proyectos?
Cualquiera de las dos cosas te deseo que la puedas disfrutar de una manera cociente.
Laura Contino
Directora del centro Dendros