Cada día, recibimos en nuestra consulta a muchas personas, y ninguna de ellas comparte la misma historia vital, experiencias, constructos, valores, creencias, antecedentes, emociones, … en Dendros, entendemos que cada individuo es único y trae consigo capas y más capas de significado personal.  

En este post, exploraremos la importancia de adoptar un enfoque a medida, que reconozca y abrace esta singularidad, adecuando el tratamiento a cada paciente y alejándonos de las «recetas universales que sirven para todos”. 

Más Allá de los Síntomas: Descubriendo la Riqueza Única en el Malestar 

Cuando alguien decide dar el paso hacia la terapia, generalmente no solo está buscando soluciones para sus problemas, sino también una comprensión más profunda de sí mismo/a. El malestar que lleva a una persona a la consulta terapéutica es, en sí mismo, una expresión única de su experiencia.  

En Dendros, no vemos este malestar como un síntoma aislado, y en lugar de imponer etiquetas o soluciones estándar, nos esforzamos por concebir y abordar el malestar en su totalidad, reconociendo la especificidad cada historia y los recursos que reside en cada uno/a.  

El tratamiento efectivo no solo se centra en “aliviar síntomas”, sino en comprender el significado personal detrás de ellos. Entendiendo que el significado de una experiencia puede variar ampliamente de una persona a otra, y esta comprensión es la que guía nuestro abordaje terapéutico. Por ello, es imprescindible que exploremos las raíces profundas de las preocupaciones y desafíos de cada individuo.  

Huyendo de las «Recetas Universales 

En el abordaje psicoterapéutico, no creemos en las «recetas universales. En lugar de aplicar soluciones estandarizadas, nos sumergimos en la narrativa única de cada paciente, descubriendo las raíces de su malestar y su idiosincrasia. Al igual que un traje a medida, se adapta perfectamente al cuerpo, nuestra terapia se ajusta a las necesidades, valores y objetivos específicos de cada persona. 

Concebimos y Abordamos en la Idiosincrasia 

Valoramos la diversidad y reconocemos que lo que funciona para uno puede no ser igualmente efectivo para otro. La terapia en Dendros es un proceso colaborativo, donde terapeuta y paciente trabajan juntos para encontrar las estrategias y enfoques que resuenen mejor con la experiencia única de cada individuo. La idiosincrasia de cada individuo es la guía en nuestro enfoque. 

En resumen, en Dendros abrazamos la idea de que no hay soluciones universales para los desafíos emocionales y mentales. Creemos en el poder de un enfoque personalizado, honrando la singularidad de cada paciente. Este enfoque personalizado no solo promueve resultados más efectivos, sino que también fortalece la relación terapéutica, creando un espacio de confianza y comprensión mutua.  

Si quieres aprender más acerca de nuestro enfoque, estamos dispuestos a compartir nuestro modelo y experiencia ya sea de manera presencial o online, mediante las formaciones que encontrarás aquí.

¡Te esperamos!  

Carla Fontao Tarrés
Psicoterapeuta